¿Inventé mi experiencia en mi sesión de SCTH/QHHT?

Recuerda que las personas tenemos dos “sistemas operativos” para relacionarnos e interactuar con la “realidad”.

Uno se localiza en el hemisferio izquierdo del cerebro, y lo identificamos como la razón. Este sistema operativo, usa como lenguaje conceptos, ideas, racionales, lógicas. Su estructura es lineal, y energéticamente se conecta con el aspecto masculino de la energía. Cuando hacemos uso a el es común usar para sus productos, la expresión: “Pienso que…”

Este sistema operativo crea y crece su “base de datos” a partir de su interacción con la “realidad exterior” a través de los cinco sentidos físicos: vista, oído, sabor, olor, sensación. Esta información la guarda en la memoria física “el disco duro”, la utiliza para resolver o responder a situaciones cotidianas, cíclicas. Cuando experimenta algo nuevo, original, primero busca una referencia en las experiencias vividas previamente o la información acumulada, si no la hay la formatea a que encaje en la lógica que ha venido operando y bajo la que funciona. Se conflictua, deja de operar momentáneamente e incluso puede llegar a colapsarse, si la nueva experiencia no coincide con sus parámetros de adquisición de información, por ejemplo aquella que proviene de un estado alternado de la consciencia. La información que existe aquí sirve para operar en la cotidianidad de nuestra realidad de 3D y para esto es magnífica, pero no funciona para nada más allá de la 3D como son las preguntas ¿Quién soy? ¿Por qué existo? ¿Cuál es mi misión en esta vida?

El otro sistema operativo de nuestra mente se localiza en el hemisferio derecho de nuestro cerebro y lo identificamos como el Co-razón. Este utiliza un lenguaje distinto, usa imágenes, sentimientos y percepciones que se generan más allá de los 5 sentidos (sentidos meta-físicos). Su estructura es cíclica y en espiral (ciclos abiertos y evolucionando), energéticamente se conecta con el aspecto femenino de la energía. Cuando hacemos uso a este sistema lo expresamos al decir “Siento que…”

Este otro sistema tiene su base de datos en el Subconsciente/Yo Superior/Aspecto Divino de nuestro ser, e incluye toda la experiencia de esta vida, y de todas las que hemos vivido previamente, pero incluso está conectada a la de los demás seres humanos.  De la memoria e información de este sistema operativo sí obtenemos las respuestas a las eternas preguntas de:  ¿Quién soy? ¿Por qué existo? ¿Cuál es mi misión en esta vida? Nos es útil para experienciar  y operar en realidades más sutiles que las 3 dimensiones de esta realidad material

Bien cuando vamos a una sesión de SCTH/QHHT es claro que llegamos porque usando la razón no pudimos encontrar las respuestas a nuestras 3 universales y eternas preguntas, y a muchas otras cosas. Asi llegamos a la sesión sin respuestas.

Lo interesante es que, cuando a través de la sesión de SCTH/QHHT pudimos conectarnos y usar el otro sistema operativo, el del Co-razón, y obtuvimos las respuestas, la razón, que no tenía las respuestas, ahora que las obtuvimos, exige todo el crédito de que las obtuviste, bajo el argumento de que “ella las inventó”. La razón o mente racional, ha tenido en tu vida el papel protagónico, y ahora demanda seguir teniéndolo, y usara cualquier argumentación que le funcione a convencerte para que no le quites dicho protagonismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *